Feducación Palabras del autor

Noviembre 25 de 2014



El concepto de la palabra educación es muy amplio. Sin embargo, hay dos orígenes etimológicos; uno de ellos proviene de educare que significa “conducir”, mientras que el otro término es educere que significa “extraer”.  Ambos conceptos hacen un complemento del proceso de enseñanza-aprendizaje, que trae consigo el enriquecimiento personal gracias a la valoración de esfuerzos que otras personas han realizado previamente para solucionar diversos problemas. Un estudiante debe formar su propia condición, hacer sus propios descubrimientos y afianzarse en su propia convicción (fe), para discriminar y así poder rescatar qué es lo mejor para su vida.

Debido a las inclinaciones que hoy en día mal guían no sólo a la juventud sino a las personas en general, se necesita un reforzamiento fuerte y estremecedor en temas valóricos, de ética y moralidad, ya que la presencia de intolerancia, irrespeto, violencia, junto con otros, es cada vez más evidente, y debemos actuar ante esto para poder forjar un cambio para el futuro de las próximas generaciones. Es con esta inquietud que trabajamos OIDA Terapia, que es un nuevo concepto en la psicología perenne, el cual es la base de Feducación, y este último pone en las manos del estudiante y del educador, el derecho y el deber de descubrir qué es lo más adecuado para solucionar tanto los problemas de la vida individual, de la sociedad y en las relaciones con el planeta y la naturaleza.

Es el libre albedrío lo que nos permitirá evaluar las cosas y discriminar entre lo que es bueno y lo que es dañino, aquello que pudiera contradecir las leyes universales del mundo en que vivimos. Debemos trabajar para proteger al ser humano, para que así exista el respeto y el aprecio por los demás. Ese es el único precio que OIDA Terapia pide para desarrollar; salud psíquica, inteligencia, paz, tolerancia y amor. Lo más importante en OIDA Terapia y en su aplicación Feducación es apreciar la facultad y necesidad que el ser humano tiene para crear algo mejor a lo que ya existe. Por esto, OIDA Terapia toma la responsabilidad de dar y reforzar la fe con la que se cuenta, para que de esta manera nos volvamos seres entusiastas y animados en aprender y apoyar a la sociedad.

Lo invitamos a conocer un nuevo sistema pedagógico, en manos de quienes buscan el bien suyo y de la humanidad, fortaleciendo con Feducación los valores naturales de cada uno por medio de su fe.

Atentamente,
Ulrich Harlan

 

Compartir en: