Reservas Espirituales de la Humanidad – nuevo hito de un largo proceso en marcha

Mayo 26 de 2014



Reservas Espirituales de la Humanidad – nuevo hito de un largo proceso en marcha

Mamo Miguel, Saga Carmen y su hijo Ñankwa Chaparro, de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, en la Capilla del Hombre, Quito.

Finalizando una visita a Ecuador de varios días, autoridades de base de la Sierra Nevada de Santa Marta acompañados por representantes de la Fundación Ciencia, Arte y Cultura - FUNDARCULTURA, Colombia, mantuvieron reuniones de trabajo sobre el Proceso de Unificación y los Cuatro Pilares en Quito y visitaron uno de sus sitios simbólicos: la Capilla del Hombre.

Dando cumplimiento a las directrices de autoridades espirituales de pueblos originarios del mundo, liderados por comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia a través de sus mamos y sagas, con fuerte representación de pueblos sudamericanos y el acompañamiento de FUNDARCULTURA así como de la Oficina de la UNESCO en Quito, se desarrolla desde el año 2012 el Proceso de Unificación, con la herramienta práctica y complementaria de los Cuatro Pilares:

  • Reservas Espirituales de la Humanidad
  • Red de Sabedores de Pueblos Originarios/ Foro Permanente del Agua
  • Centros de Conservación y Transmisión del Conocimiento Originario
  • Diálogo Intercultural.

En este contexto, una delegación de la Sierra Nevada, “Corazón del Mundo”, integrada por: Mamo Miguel, Saga Carmen y su hijo Ñankwa, los tres indígenas de la comunidad Wintikua (Arhuaco) de Nabusimake, custodios del sitio Mψnvwamψke, acompañados por representantes de FUNDARCULTURA (Nelson Caraballo - Presidente, Claudia Zuluaga y Roberto Restrepo, quien actúa también como Coordinador Regional del programa Agua y Cultura), realizaron una gira del 6 al 14 de mayo de 2014 por distintos sitios de Ecuador.

La visita de nuestros "hermanos mayores" Arhuacos se relaciona con el "mandato espiritual" que reciben de la "reliquia viva El Mundo Entero", y urgen a la acción sobre los principios originarios de vida. Es bajo este mandato que emprenden viaje en una nueva etapa de un proceso que adelantan desde hace más de 30 años. El Proceso de Unificación en marcha pretende restablecer la conexión espiritual y física de sitios y rutas sagradas, involucrando territorios y su gente.

En Loja, sur de Ecuador, mientras los "funcionarios de la autoridad espiritual El Mundo Entero" (mamo, saga y Ñankwa) realizaban el trabajo espiritual para la conexión en el valle sagrado de Vilcabamba, los representantes de FUNDARCULTURA contactaban a personalidades e instituciones de relevancia para el proceso. Se mantuvieron asimismo contactos con la autoridad de la comunidad de Saraguro, se socializó el proceso y se discutió sobre un posible encuentro en lugares sagrados de esta comunidad, para ampliar la red de sabedores, parte fundamental de los Cuatro Pilares, y definir sitios sagrados para las Reservas Espirituales. Por su parte, en Riobamba, capital de la provincia de Chimborazo, se mantuvieron reuniones de trabajo sobre temáticas similares con autoridades de la Escuela de Ecoturismo de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo – ESPOCH.

Finalizando la gira, los indígenas de la Sierra Nevada y sus acompañantes de FUNDARCULTURA discutieron en Quito con colegas de la Oficina de la UNESCO en Quito sobre distintos aspectos del proceso, que Roberto Restrepo presentara a la Directora de la oficina y Representante para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, Sra. Saadia Sánchez Vegas.

 

En contexto: 

La Oficina de la UNESCO en Quito, a través de sus programas sobre Sistemas de Conocimientos Locales e Indígenas (LINKS por su acrónimo en inglés) y Agua y Cultura (del Programa Hidrológico Internacional en América Latina y el Caribe PHI-LAC), acompaña el Proceso de Unificación para la concientización de los principios originarios de vida, muy especialmente su componente sobre Reservas Espirituales de la Humanidad.

La Capilla del Hombre, en Quito, es un espacio cultural donde se plasman el canto, el dolor, el llanto, la ira, la ternura, la protesta, los sueños, la violencia, la lucha, el heroísmo, el sacrificio y la victoria del hombre latinoamericano según el sentir y arte del maestro ecuatoriano Oswaldo Guayasamín.

 

 

Compartir en: